Para poder visualizar todos los contenidos debes tener instalada la versiĆ³n actual de Adobe Flash Player.

Beatles y sus orígenes Beatles en Hamburgo 1 Beatles en Hamburgo 2 Beatles en Hamburgo 3 Galería de dibujos de Klaus Voorman Enlaces de Interés Libro de visitas Películas Contacto 

Beatles y sus orígenes

Si algo une en la historia a los miembros de The Beatles con sus contemporáneos Rolling Stone , es el de pertenecer a una nueva generación de niños británicos nacidos bajo las bombas Alemanas. La leyenda cuenta que estos desarrollaron siendo fetos en el vientre de su madre, una percepción rítmica especial y un talento innato para la música. En aquella época era práctica común en los refugios antiaéreos contar el espacio trascurrido entre la escucha del silbido de la bomba y el impacto final. En un Liverpool con restos y ruinas aún visibles de la gran guerra, trascurrió la infancia de nuestros protagonistas. Crecieron en una ciudad portuaria, muchos de ellos tuvieron familiares vinculados directa o indirectamente a las vidas de los siempre cosmopolitas marineros, quienes destacaron pronto como pieza fundamental a la hora de importar nuevos ritmos y sonidos.Pongamos como ejemplo a los por entonces pequeños George y John. El padre de George había trabajado como marino mercante. Durante uno de sus múltiples viajes por el mundo, compró un gramófono de cuerda en Nueva York. Aprovechando el viaje se trajo algunos discos de América con los primeros intérpretes de Country, dixie, y blues que nuestro pequeño protagonista oiría por primera vez. Con el tema “Waiting For a Train” empezó a tocar la guitarra. El padre de John trabajó en la marina mercante, formando parte de las sufridas tripulaciones aliadas en la guerra del Atlántico. Siempre acosadas por los submarinos alemanes, donde el elemento de tensión estaba presente durante todo el trayecto. La música ayudaba mucho a subir la moral, los banjos y instrumentos Folk de todo tipo eran familiares y presentes en cada camarote. Con los acordes de Banjo enseñados por su madre, y cierta colección de discos Folk aprendería John los primeros acordes.

THE BEATLES Y SUS ORÍGENES

En 1955 con apenas quince años, John montó su primer grupo de Skiffle con compañeros de colegio. El skiffle era una especie de música Folk ejecutada con tablas de lavar, pronto empezaron a crear versiones de Rock and roll y Rockabilly a medida que empezaba a descubrir nuevos músicos. El grupo se denominaría The Quarry Men, meses después durante una actuación en la feria de una parroquia, John conoció por mediación de otro amigo común, a Paul Mcartney. Ese día era la primera vez que interpretaba Be Bop a Lula de Gene Vicent ante el público. Al principio John no mostró mucho interés en el nuevo amigo, de hecho el no dejaba de ser un Teddy Boy por aquellos tiempos, y se consideraba un tipo duro y con cierta reputación en el barrio. Además su banda se hacía acompañar de buenos elementos y respetados matones que el capitaneaba desde su miopía voluntaria, al prescindir de sus gafas habitualmente. Esta costumbre empezó a cambiar cuando surgió a escena Buddy Holly y las gafas pasaron a ser un elemento respetable. Pero si de algo se dio cuenta pronto John es que ese chico Paul sabía tocar la guitarra, la trompeta y el piano. Y además era capaz de tocar ni mas ni menos , como lo hizo detrás del escenario ese mismo día, Twenty Flight Rock de Eddie Cochran. Con algunas reticencias iniciales por temor a verse superado como líder del grupo, John no tardó en proponerle su entrada. George entró poco después a través de Paul. La prueba de fuego para su entrada definitiva en el grupo fue tocar “Raunchy” frente a John Lennon. George parecía demasiado joven. Hacía una ruta de reparto y tenía pinta de niño. Mimi la tía que cuidaba de John Lennon desde que su padre abandonase a su madre, decía que George tenía la voz grave de Liverpool, la propia de los paletos. Siempre recriminaba a John el hecho que de disfrutar de la compañía de la purria. De hecho John se sintió muy desorientado durante todos sus años adolescentes. Aunque sus tíos lo acogieron con los brazos abiertos, y nunca le falto de nada, pudiendo considerar a el Status de John como de clase media acomodada, sus problemas de hiperactividad, concentración en una tarea y la posterior inseguridad por su futuro, atormentaron aquel adolescente inquieto que obtenía notas nefastas. Tenía sin embargo una fuente inagotable de talento para hacer reír a sus compañeros, para el dibujo cómico y sobre todo para liderar bandas extorsionadoras y gamberras de Teddy Boys. La falta de expectativas sobre su futuro inmediato, y la búsqueda del éxito rápido que acallase las voces de aquellos que lo criticaban, le llevó a intentar en repetidas ocasiones atracar diversas tiendas con otro amigo, nunca encontraron el momento idóneo para entrar en ninguna, muchas veces o bien veían alguien cerca o aparecía un policía en la calle. El Liverpool de aquellos años no era un sitio seguro, sino pertenecías a ninguna banda y nadie te reconocía en un territorio determinado corrías el peligro de recibir una buena paliza. El uniforme de Teddy Boy (pandillero de finales de los 50 seguidor de la nueva cultura rock que llegaba de América) consistía en llevar una chaqueta larga con un pantalón muy ceñido y zapatos con suela de crepé. El peinado era el imperante por aquella época en la esfera Rockabilly, un aerodinámico tupe y unas largas patillas, siempre peinado hacia detrás. No dejaban de ser prácticamente lo mismo que se conocería como Rockers que unos años después protagonizarían las peleas multitudinarias contra Mods en Brigthon. Las pandillas no tenían nombres, pero había líderes.John era conocido por su resistencia etílica, siendo capaz de beber como un cosaco durante toda una noche. Era el prototipo de adolescente bebedor ocasional de fin de semana, que se comportaba de una forma violenta destrozando todas las cabinas telefónicas que surgían a su paso y metiéndose con cualquiera que no le cayese bien. Tuvo mucha suerte siempre y no recibió nunca grandes palizas, pero a ello ayudó el tener un amigo inseparable de él llamado Geoff Mohammed, Árabe con mezcla de Indio y muy corpulento, le hacía siempre de guarda-espaldas. Nunca cayó bien al padre de Paul, quien a espaldas de John hacía lo imposible por que lo echaran del grupo, lo consideraba un elemento peligroso y una mala influencia para su hijo. Los últimos meses antes de marcharse a Hamburgo la rebeldía contra su entorno alcanzó las mayores cotas. John adquirió más confianza en sus posibilidades y empezó a pasar de Mimi. Desaparecía durante largas temporadas de casa, y se vestía como le daba la gana. Tenía que pedir prestado o robar y siempre tenía que estar encima de Paul para que pasase de su padre y se vistiese como le diera la gana. Vivía de cualquier manera. El piso que habitó una temporada antes de marcharse a Hamburgo por primera vez situado en Gambier Terrace, estaba en unas condiciones pésimas. Pasaron allí unos cuatro meses, ensayando y pintando. Parecía un vertedero. Vivían alrededor de siete personas en la misma casa en condiciones infrahumanas. No había muebles sólo camas, y no existía una sensación de hogar entre sus ocupantes era más como un lugar para vaguear. La única aportación de John al mobiliario común fue comprar un trozo de alfombra vieja con alguna que otra pulga. El grupo distaba mucho de estar al completo, después de la la arrogancia musical mostrada por el nuevo miembro Paul, y su intransigencia con la pobre técnica de los anteriores miembros de The Quarry men. El grupo quedó en su mínima expresión compuesto por tres miembros. John tenía un amigo de su misma edad Stuart Sutcliffe que era fanático del Blues, él fue quien hizo que se aficionara a esa música. Él entendía el rock, sabía de que iban Elvis, Fats Domino y Little Richard. El blues para Stuart era auténtico, según él no estaba pervertido, no se pensaba, no era un concepto era simplemente como una silla. No es el diseño de una silla o una silla mejor o mas grande, o una silla de piel o con dibujos, es la primera silla. Una silla para sentarse, no es una silla para mirar o admirar. En esta música te sientas. A petición de John los otros dos miembros aceptaron a Stuart en el grupo. Aunque este no sabía tocar nada le hicieron hacerse con un bajo y aprenderse las primeras canciones y acordes siendo “Thirty days” de Chuck Berry su canción iniciática. John acabó rápido con las primeras reticencias de Paul contra el nuevo fichaje, argumentando que Stuart era imagen, se parecía a James Dean y atraía a muchas chicas, además pese a saber lo justo para tocar daba sensación de seguridad en el escenario aunque estuviera tocando en otra clave, eso si era de naturaleza tímida y a veces tendía a tocar de espaldas al público. En esta primera etapa tocaron con diversos baterías mercenarios, en aquella época la batería no dejaba de ser un artículo caro, y resultaba difícil encontrar gente que la tuviera. Un día consiguieron una audición en un tugurio subterráneo. Larry Parnes los contrató como teloneros de Johnny Gentle. La gira consistió en actuar en salas de baile por todo el Norte de Escocia, tocaban para un público casi inexistente en salas de ínfima categoría, hasta que los pubs cerraban y aparecían cinco Teddy Boys escoceses para echarles un vistazo. El poco dinero que ganaban lo invertían en pagar los hoteles, y la mayoría de veces tuvieron que dormir en la furgoneta. Como no había espacio para todos las discusiones eran terribles y generalmente el acosado Stuart acababa por dormir siempre semisentado en el interior del guardabarros de la rueda trasera. Tuvieron como batería a Tommy Moore que los acompañó a Escocia. Después el paso de baterías se fue sucediendo de forma ininterrumpida. Al final al dejarse cada batería algún componente de la misma acabaron teniendo con las partes una batería completa, en muchas actuaciones acabó Paul haciéndose cargo de ella con bastante destreza.. La primera actuación con Paul de batería fue en un local de Striptease en Upper Parliament Street . Fue por la tarde con algunos pervertidos con abrigos como público haciéndose pajas frente a la striper,. Las crónicas de los miembros del grupo nos hablan con miedo de esas actuaciones en aquellos tugurios. Uno de los peores locales donde actuaron fue el Govenor Ballroom en Wallasey, durante la actuación habían un centenar de chicos de Wallasey que hacían frente a un centenar de chicos de Seacombe y montaban unos follones impresionantes. Una noche se oyó un tumulto y acto seguido se inició una batalla campal que incluía desde navajas a cinturones y botellas rotas. Paul presa del pánico saltó al escenario atravesando en su camino todo tipo de armas blancas volando alrededor suyo, su objetivo era salvar el amplificador Elpico, que en aquella época constituía su orgullo. En otros locales donde actuaban tuvieron problemas con los Teddy Boys que los frecuentaban, muchos de los miembros del grupo resultaban atractivos a muchas chicas de la zona, sobre todo Stuart. Hecho que no pasaba inadvertido a los ojos de los Teddys asistentes, en mas de una ocasión los esperaron a la salida y tuvieron que poner pies en polvareda corriendo con parte de los instrumentos hacia la furgoneta. En una de estas palizas, Stuart recibió un fuerte golpe en la cabeza que le provocaría migrañas periódicas el resto de su vida y con toda probabilidad la muerte poco tiempo después a edad muy temprana. Pronto llegó a los oídos del grupo que muchos músicos habían conseguido contratos para tocar en Stuttgart, donde había una base Norteamericana. Sabiendo que existía la posibilidad de conseguir un contrato para tocar en otros lugares de Alemania creció la ilusión entre ellos. Allan Williams ofreció un contrato, pero quería un grupo formado por cinco músicos. Teniendo en cuenta que Paul no era en realidad un batería, el siguiente miembro debería ser un batería. George recordó a un tipo al que le habían regalado una batería nueva por navidad, su nombre era Pete Best. Mona la madre de Pete Best una mujer angloindia, dirigía el Casbah, que estaba situado en West Derby, muy pronto se convirtió su sótano en local de ensayo. Finalmente acabó siendo la cafetería frecuentada por el grupo, que creció con él ya que todos arrimaron el hombro a la hora de reformar el Local. Williams se dio cuenta que en Liverpool había bastantes grupos interesantes que resultaban mas baratos que los de Londres y además estaban dispuestos a trabajar las horas que hicieran falta porque eran unos ingenuos. El trato fue ir a Hamburgo y cobrar 15 libras semanales, una cantidad bastante elevada para cualquier adolescente en aquella época. El único que tuvo problemas fue Paul, a su padre no le hacía ninguna gracia que su hijo fuera a la célebre tierra del striptease, a una ciudad con rincones famosos por ser peligrosos, llenos de gangsters donde se asesinaban marineros.

En la consolidación del nombre del grupo influyó la película Salvaje protagonizada por Marlon Brando. Donde Marvin nombra a unas chicas llamadas Beetles que van en moto. Este nombre final derivó en Beatles, al buscar John y Stuart un nombre desde el principio similar a los The Crickets que tanto admiraban pero que tuviese a su vez un doble sentido. La gente a partir de ahora los identificaría o bien como bichejos o como un grupo beat

Su incipiente interés por la nueva cultura estética y musical surgida de la fusión con la música negra llevado a cabo al otro lado del charco, unido a la facilidad para recibir influencias en una ciudad portuaria como Liverpool obraron el milagro

Buddy Holly, líder de The Crickets. Su repentina muerte en accidente aéreo, conjuntamente con Richy Valens (autor de la Bamba), acrecentaron su leyenda. En los últimos años de su vida había empezado a frecuentar los círculos intelectuales del Greenwich village Neoyorkino, pudiendo haber alcanzado su música cotas de evolución interesantísima

Stuart Sutcliffe, conocido años después como el quinto Beatle, fue compañero de John en el instituto de arte.Podemos decir que fue la cabeza pensante del grupo. Gracias a su relación con la fotógrafa y pintora Astrid Kirchher introdujo al grupo en el mundo de los intelectuales de Hamburgo. Conjuntamente con ella influyó en la nueva imagen

Con el batería Pete Best pusieron rumbo a Hamburgo. Esas navidades había recibido como regalo una reluciente batería, un artículo nada fácil de conseguir en aquellos tiempos.

Little Richards supuso el descubrimiento de nuevos ritmos acelerados así como una puesta en escena novedosa.

Hgoogle-site-verification: googlec948de13b34cdc54.htmlaz clic aquí para editar el texto

Haz cl google-site-verification=pJFYNUzUxYThnMoSLChcQNsum2cDSZVU6VjscyNVrSo ic aquí para editar el texto



THE BEATLES EN HAMBURGO

All Rights Reserved by Alex Guamis 2012