Para poder visualizar todos los contenidos debes tener instalada la versiĆ³n actual de Adobe Flash Player.

Beatles y sus orígenes Beatles en Hamburgo 1 Beatles en Hamburgo 2 Beatles en Hamburgo 3 Galería de dibujos de Klaus Voorman Enlaces de Interés Libro de visitas Películas Contacto 

Beatles en Hamburgo 1

HAMBURGO PRIMERA PARTE

George Harrison, Stuart Sutcliffe, y John Lennon en la famosa sesión de fotos de Astrid Kirchner

El resentimiento era grande contra sus escépticos adultos. Siempre les habían aconsejado desde el primer momento emprender otros caminos que diferían de los musicales. Paul llegó a escribir una carta al director de su instituto que se resumía en lo siguiente:Estoy seguro de que comprenderá por qué no pienso volver en Septiembre, y voy a ganar un sueldo agarrese de 15 Libras semanales.Se reunieron todos junto a la furgoneta frente al Jacaranda, a parte de ellos cinco estaban Allan su esposa Beryl y Lord woodbine. Iban muy apretados porque no había suficientes asientos, y tuvieron que sentarse sobre los amplificadores. Fueron por carretera hasta Harwich y desde allí en Barco hasta el Gancho de Holanda. Viajaron durante todo un día y llegaron a Hamburgo bien entrada la noche. Encontraron Hamburgo en el mapa, pero luego tuvieron que buscar el distrito de Sant Pauli, y luego la Reeperbahn. Cuando dieron con la calle y el local todo estaba cerrado. De modo que se encontraron a altas horas de la madrugada sin Hotel ni donde dormir. Finalmente dieron con el dueño del local, Bruno Kroschmider, los llevó a su casa y todos tuvieron que dormir semiapoyados en la misma cama. Posteriormente los instaló en la parte posterior de un pequeño cine, el Bambi Kino, situado al final de la calle Grosse Freiheit.

Vivían junto a los lavabos que emanaban un olor muy desagradable. La habitación había sido un almacén, con cuatro paredes sin empapelar ni pintar, muchas mañanas los miembros del grupo invadían los lavabos de señoras para poder mantener unas condiciones mínimas de higiene, no podían hacer otra cosa que lavarse por partes el cuerpo, y aún así era imposible llegar a realizarse una limpieza íntegra. La cara de sorpresa y desconcierto de las mujeres alemanas al encontrárselos eran memorables, ellos con un humor típico inglés, de aquí no pasa nada, les sonreían y las invitaban a pasar. El motivo de utilizar el lavabo de mujeres es que el de los Hombres resultaba irrespirable. Para aclaratorias y sinceras las declaraciones de John Lennon años después:(JOHN) Nos alojábamos en esa pocilga, que apestaba a mierda, en un cine, un lugar de mala muerte. Era como vivir en un retrete, nuestra habitación estaba junto al lavabo de señoras. Nos acostábamos tarde y al día siguiente nos despertaba el sonido de la película que pasaban. Tratábamos de meternos en el lavabo de señoras porque era el más limpio. Por la mañana, al despertar, oíamos a una vieja frau alemana meando en el lavabo. Nos lavábamos allí era nuestro cuarto de baño. El grupo en Liverpool interpretaba sus mejores canciones, que siempre eran las mismas en todas las actuaciones. En Hamburgo el contrato les obligaba a tocar durante ocho horas, de modo que se tuvieron que buscar nuevas formas para tocar. Indra era un pequeño nightclub que imponía bastante porque no era una sala de baile, sino que la gente permanecía sentada en la mesa contemplándolos, en palabras de Lennon como si esperarán algo extraordinario. Al inicio de sus actuaciones tuvieron una acogida bastante fría, estaban en Hamburgo en una zona plagada de nightclubs que competían entre si, imperaba el espectáculo y había que ser capaz de atraer al público como fuese. La segunda noche el director del local les dijo que habían estado fatal, que debían ofrecer al público un espectáculo que compitiese con el grupo que tocaba en el local de al lado, quería ver gritos, movimientos, actuación, una puesta en escena salvaje no solo música. Se acabó actuando invitando al público a participar, en cuanto veían entrar a alguien se ponían a tocar como locos y a moverse salvajemente llegando incluso a pegar saltos espectaculares. En palabras de George se sentían como vendedores de feria, en cuanto veían a cuatro personas íbamos a por ellas. Al principio el personal sólo se fijaba en el precio de la cerveza, que era mas caro que algunos competidores. Después de presionar a Bruno para que bajase los precios consiguieron hacerse con una clientela fija, lo daban todo en el escenario tocaban lo que les pedían, contaban chistes, y todo ello durante 8 horas con apenas ligeros descansos, acababan destrozados. Teniendo en cuenta que además a los alemanes les gustaba el Rock Duro, debían mantener la intensidad del ritmo durante horas. Algunas canciones llegaban a durar veinte minutos incluyéndose 25 o 30 solos. Superar ese directo arrollador en condiciones de semiesclavitud horaria, introdujo un componente de madurez precoz y de compenetración entre los miembros del grupo. No existe nada como el directo para averiguar de que pasta están hechos los miembros de un grupo y The Beatles jamás hubieron conseguido esa complicidad entre ellos sin esa experiencia.(GEORGE) El sábado comenzaba a las tres o las cuatro de la tarde y seguía hasta las cinco o las seis de la mañana. Desayunábamos cuando terminábamos de actuar. Para entonces todos estábamos borrachos, no sólo el grupo sino también el público y toda la gente que deambulaba por St.Pauli. Todos iban a comer algo y a tomarse otra copa, y luego se acercaban al mercado de pescado de los domingos por la mañana. Nos paseábamos a pleno sol con unas cogorzas monumentales, sin haber dormido. Por fin nos íbamos a acostar. Los domingos la actuación empezaba temprano, pero no terminaba muy tarde. Durante la primera parte de la velada el público era mucho más jóven, de unos quince, dieciséis y dicisiete años. Hacia las ocho o las nueve eran algo menos jóvenes, y a partir de las diez todo el personal tenía más de dieciocho años. A las doce de la mañana el local estaba lleno de borrachos impenitentes y propietarios de otros locales, que venían a vernos y a charlar con el dueño del club. Se sentaban en una mesa grande. Bebiendo como cosacos, consumiendo cajas y botellas de Seck, todo tipo de cervezas eso sin contar lo que nosotros bebíamos, nos pagaban nuestras consumiciones porque a esa hora habíamos descubierto ya la combinación de whisky y Coca-cola. Echábamos espuma por la boca. Como teníamos que tocar durante un montón de horas los dueños del local nos daban Preludin, que eran unas pastillas adelgazantes. Estábamos enloquecidos. Nos emborrachábamos y tocábamos como posesos y nos daban esas pastillas. Recuerdo estar tumbado en la cama sudando debido al Preludin, pensando ¿Por qué no puedo dormirme?Era práctica común la presencia de Gangster en aquellos locales, llegaron a ver todo tipo de armas circulando por allí, desde pistolas de todo tipo, a ametralladoras Mp 40 del ejército Alemán empleadas durante la segunda guerra mundial. Una vez en plena actuación vieron a dos tipos al final arrastrando un muerto y sacándolo a escondidas del local, lo habían matado sin hacer ruido clavándole en la espalda un cuchillo.Muchas veces aparecían importantes miembros de la mafia local, enviaban una caja de champán y tenían que beber si querían evitar serios problemas al final de la actuación. Decían beber unas copas y tocar What´d I say. Tenían que cantar esa pieza fuera la hora que fuera. Si aparecían a las cinco de la mañana y llevaban tocando siete horas, les enviaban una caja de Champán para que continuaran. La voz empezó a resentirse sobre todo en John debido al esfuerzo de cantar. Pronto descubrieron por los alemanes que podían mantenerse despiertos ingiriendo pastillas para adelgazar. Estas pastillas tenían en aquella época una importante cantidad de anfetamina. En Hamburgo los camareros siempre tenían una buena provisión de Preludin que les permitía trabajar durante largas horas sin descanso. Los camareros cuando veían que los músicos se caían de sueño, atiborrados de alcohol les daban una pastilla.(JOHN) A veces estaba tan borracho que me tumbaba en el suelo detrás del piano, mientras el resto del grupo tocaba. Me quedaba dormido como un tronco en el escenario. Siempre comíamos en el escenario, porque nunca teníamos tiempo de comer. Menudo espectáculo hoy resultaría chocante ver a los músicos , comer, fumar, blasfemar y echarse a dormir en el escenario por el cansancio.La primera droga que consumieron muchos de los miembros del grupo fue Benzedrina. Un poeta Beatnik Royston Ellis, una especie de versión inglesa de Allen Ginsberg, vino a Liverpool desde un suburbio Londinense para recitar poesía y utilizó al grupo como acompañamiento en su recital. Ellis había descubierto que si abrías un inhalador Vick´s hallabas Benzedrina impregnada en el cartón interior. Provocaba efectos de euforia, y la sensación descrita por los miembros del grupo es la de no parar de hablar durante toda la noche. (PAUL) Mi padre, que era un hombre de clase obrera muy sensato, intuyó lo que podía pasar. Cuando partí para Hamburgo de jovencito me advirtió “Ojo con las drogas y las pastillas, ¡Mucho ojo¡ ¿ Me has entendido?. Así que en Hamburgo cuando sacaban el Preludin yo me resistía a tomar las pastillas. Pero en aquellos tiempos dabas la impresión de ser un poco mariquita. Eso es lo que pensaban de mi y acabé consumiendo.(JOHN) Hacíamos cosas increíbles , nos cargamos el escenario, eso ocurrió antes que aparecieran The Who y se dedicaran a destrozarlo todo, dejábamos las guitarras sonando en el escenario sin que hubiera nadie allí. Lo hacíamos por frustración no como un pensamiento intelectual. Destrozaremos el escenario, nos colocaremos el asiento del retrete en el cuello y saldremos a actuar desnudos. A los alemanes les tirábamos cosas, formaba parte de la fiesta y les gustaba, les llamábamos nazis de mierda y que se fueran a tomar por culo.(GEORGE) John era muy aficionado a arrojar objetos. Algunas veces se ponía a lanzar cosas. Perdía el control. Los efectos negativos del alcohol y el Preludín cuando pasábamos unos días flipados hacía que empezaras a hacer cosas raras. John a veces perdía el control. Aparecía de madrugada vociferando y yo fingía en dormir confiado en que no se metiera conmigo. Un día Paul estaba con una chica y apareció John sacó unas tijeras y entre risas le cortó toda la ropa a la chica después se cargó el armario.Ligar con chicas fue fácil desde el principio, el primer día ya nos llevamos varias chicas a nuestros camastros. Era divertido ver como mientras yo estaba con una chica a mi lado el culo de John se movía de arriba abajo encima de otra chica. Un hecho crucial por aquellos días de trabajo y excesos que completaría esa fase de descubrimiento y aprendizaje a marchas forzadas en la que se veía embarcado el grupo desde su llegada a Hamburgo, fue conocer una noche a una camarilla de intelectuales que desprendían snobismo artístico, que eran diferentes a todo lo visto anteriormente y se comportaban, a pesar de ser jóvenes, con unos cánones de madurez intelectual que desconcertaron pronto a nuestros protagonistas. Todos ellos coincidían en que nunca antes habían visto eso en ningún sitio, y mucho menos en Liverpool.

Aspecto actual del cine Bambi Kino ha sufrido diversas reformas

Foto de John Lennon en Hamburgo, posando en pura actitud de Rock and Roll. Los conflictos psicológicos fruto de sus problemas familiares despertaban de su letargo cuando consumía drogas y alcohol para mantenerse sobre el escenario tantas horas en activo.

George Harrison recién embarcado hacia Hamburgo siendo todavía menor de edad

Paul en Hamburgo en un retrato de Astrid

Stuart Sutcliffe en una de sus últimas actuaciones y con el Loock sugerido por el grupo de amigos Alemanes.

Autoretrato de la fotógrafa Astrid Kirchner chica de la que se quedarían colgados todos y conllevaría problemas de celos hacia Stuart todo ello regado cada noche por abundante alcohol y drogas.

Prototipo básico de Teddy Boy. Al vestuario se le incorporaba un cinturón ancho y grueso, al que solían colocarse arandelas para potenciar su efectividad a la hora de usarlo como arma

All Rights reserved by Alex Guamis 2012



THE BEATLES EN HAMBURGO

All Rights Reserved by Alex Guamis 2012